Responsabilidad social para los Turoperadores

Todos aquellos que estén interesados cuentan con una guía metodología para la elaboración de sus memorias de responsabilidad social corporativa. Siguiendo la Guía GRI podemos elaborar un listado de indicadores de sostenibilidad para desarrollar e identificar si una estrategia de responsabilidad social se está implantando de forma satisfactoria en la empresa.

GRI http://www.globalreporting.org/Home ofrece una metodología para la elaboración de memorias de sostenibilidad para poder comunicar las acciones de responsabilidad social corporativa. La guía está desarrollada por expertos en diversos sectores y han sido utilizadas por miles de organizaciones alrededor del mundo. Ofrece una metodología que permite la comparación entre memorias y ofrece credibilidad a la hora de seleccionar indicadores que cubren todas las áreas de la organización.

La guía cuenta con un apartado que es común para todas las organizaciones y un suplemento para diversos sectores. Esta guía y suplementos han sido desarrollados en conjunto por expertos, empresas y diversos grupos de interés en un proceso de participación muy dinámico. En el año 2002 GRI publicaba un borrador para el sector de Tour Operadores, finalmente la versión definitiva se desestimo ya que no existía la demanda por parte de estas empresas.

Poco a poco parece que los turoperadores se están introduciendo estas estrategias ya que ven que facilita en gran medida las relaciones con los principales grupos de interés. Tienen mayor comunicación y relaciones sus grupos de interés clave.

Los aspectos claves identificados en el suplemento incluían;

  • La gestión del producto y su desarrollo. Incluye las acciones relacionadas con la elección del destino así como los servicios a incluir.
  • Los aspectos de la gestión interna, reflejan todas las operaciones y actividades que ocurren en la oficina central o el país donde se encuentran sus oficinas.
  • La gestión de la cadena de distribución, selección y contratación de proveedores.
  • Las relaciones con los clientes. No solo el trato con el cliente sino la responsabilidad para servirlos; antes, durante y después de ofrecer el servicio. Aportar información y concienciar sobre la sostenibilidad. (Web 2.0 y redes sociales pueden ayudar en este aspecto)
  • La cooperación con el destino, donde se incluyen todas las actividades y decisiones entre los destinos y los turoperadores.

Cada día son más las organizaciones que consideran y valoran la responsabilidad social y creen que se obtienen beneficios de su implantación. Desde Europa se está apostando por la inversión socialmente responsable:

http://www.ecodes.org/noticias/el-comite-economico-y-social-europeo-apuesta-por-fomentar-la-isr-desde-las-instituciones-publicas

¿Crees que es hora que los turoperadores empiecen a introducir medidas de responsabilidad social a la hora de seleccionar destinos?

Aprovecho y os dejo link a una noticia sobre las acciones de cadena hotelera Sol Meliá y su estrategia de responsabilidad social. Decide incorporar la sostenibilidad a la retribución variable de sus directivos.

http://www.fundacionentorno.org/Noticias/Titulares/Melia-vincula,1931.htm

¿Crees que este tipo de iniciativas pueden resultar en beneficios económicos en la empresa?

Advertisements

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como estrategia para salir de la crisis.

Con este post me gustaría compartir mis conocimientos sobre la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y sus posibilidades para mejorar el posicionamiento futuro de las organizaciones.

Vamos primero dar un par de definiciones que creo que son importantes para aquellos que no conozcan el término RSC. (Existen muchas definiciones de los términos que se mencionan, tantos que podría preparar otro post solo con la evolución del término, pero voy a intentar ser lo más breve posible).

Primero se identifica en el año 1987 el término “Desarrollo Sostenible” que fue definido inicialmente en el Informe Bruntland como:

“Aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. Implica un cambio muy importante en cuanto a la idea de sustentabilidad, principalmente ecológica, y a un marco que da también énfasis al contexto económico y social del desarrollo”

Posteriormente se empieza a utilizar un concepto para que las organizaciones puedan contribuir al desarrollo sostenible de nuestra economía. Este concepto se identifica como la RSC o Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Existen multinacionales que disponen de mayores partidas presupuestarias que algunos países por lo que resultaba vital incluir a las organizaciones si se desea conseguir un desarrollo sostenible global.

“La RSC es el comportamiento para el mejoramiento social, económico y ambiental de las empresas, agencias gubernamentales y a otras organizaciones, con el objeto de mejorar su posicionamiento competitivo y valor añadido.”

Los objetivos de la RSC incluyen:

1. Fomentar la realización de proyectos en el marco de una estrategia competitiva para garantizar la sostenibilidad a largo plazo.
2. Sensibilizar sobre la importancia de tomar decisiones sostenibles para enfrentar el futuro con éxito.
3. Facilitar herramientas y soluciones de gestión que fortalezcan el modelo de negocio.
4. Capacitar con los mejores y más innovadores contenidos.
5. Incrementar el valor de nuestros clientes a través de estrategias de diálogo con sus grupos de interés.
6. Ofrecer servicios y soluciones de alto valor añadido para el desarrollo de una organización socialmente responsable y basada en la transparencia.
7. Fomentar y potenciar el reconocimiento de los intangibles para maximizar la confianza.

La importancia de este concepto es que el desarrollo debe contribuir a la mejora de la población local sin poner en peligro los recursos de la zona.

Este movimiento no es nuevo ya que hace mucho tiempo que entendimos que la cooperación, la asociación o la identificación de las necesidades de nuestros grupos de interés pueden ayudarnos a encontrar nuevas posibilidades y oportunidades: nichos de mercado.

Tras la revolución industrial, empieza una carrera hacia aumentar la productividad y los beneficios económicos en el menor tiempo posible. Olvidamos de que el beneficio económico no puede resultar en la explotación social o ambiental de los recursos.

Poco a poco somos cada vez más los que pensamos que el modelo actual económico basado en el consumo y donde el precio como principal factor diferencial debe ser modificado. En los últimos años existen organizaciones que están llevando a cabo operaciones de otra manera.

A continuación detallo algunas cifras y definiciones para ayudar a comprender el cambio que estamos sufriendo:

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE Y DIRECTOR DEL ÍNDICE DE REPUTACIÓN DE MARCAS (IRMA)(Justo Villafañe),

“…cuando hablamos de intangibles hablamos fundamentalmente de:

• Imagen corporativa, marca, reputación, conocimiento o capital intelectual, ética y RSC y cultura corporativa.

• Cuestiones como buen gobierno corporativo está incluido en el intangible ética empresarial, la reputación interna en RSC.”

INTANGIBLE ASSET AND VALUE CREATION (J.H. Daum)

“…los intangibles se han convertido en los factores esenciales de creación de valor pasando de constituir en 1982 el 38% del valor de una empresa al 83% en 1999.”

ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PACTO MUNDIAL DE NACIONES UNIDAS (ASEPAM) (Salvador García Atance),

“…Hoy en día las empresas son cada vez más conscientes de que no pueden estar al margen de integrar factores éticos, medioambientales y sociales en sus decisiones y actividades. Está demostrado que todo ello es rentable desde el punto de vista económico para la empresa, es beneficioso para la sociedad y el entorno que le rodea, y además contribuye a la empresa a prevenir riesgos.”

Casi el 70 % de la población Española dejaría de comprar productos a empresas que actúan contra el desarrollo del tercer mundo, utilizan publicidad engañosa, existe la posibilidad de falta de garantía hacia la salud y seguridad de sus empleados, falta de esfuerzo para la disminución del impacto medioambiental o falta de información a los clientes, entre otros.

La crisis actual nos ofrece la oportunidad que la RSC necesitaba. El consumidor y las reglas de mercado están cambiando y cada día son más los consumidores responsables, que se interesan por cómo se explotan los recursos y que identifican el poder que sus compras tienen en el comportamiento de las empresas.

Como bien se identifica en este antiguo proverbio chino:

“Todas las crisis tienen dos elementos: peligro y oportunidad. Con independencia de la situación, en el corazón de cada crisis se esconde una gran oportunidad. Abundantes beneficios esperan a quienes descubren el secreto de encontrar la oportunidad en la crisis”.

He intentado no ser muy extenso para hacer este post más ameno pero cualquiera que quiera más información sobre la RSC o el Desarrollo Sostenible puede contactar conmigo e estaré encantado de pasarle algunos links e informes de interés.

Este artículo se ha publicado en la revista de Hosteltur!

Artículo en revista Hosteltur

Un saludito y os dejo la siguiente pregunta:

¿Crees que la RSC puede ser una estrategia para posicionarse en la actual crisis?